Saltar al contenido

Kefir de Agua

Kefir de Agua

Propiedades y beneficios del kefir de agua

De qué forma hacer Kefir de Agua.

El kéfir es un producto fermentado probiótico cuyas bacterias son muy ventajosas para salud. Hacer kefir de agua (tibicos) no es demasiado complicado.
El kéfir es un producto con unas peculiaridades bastante peculiares. Primeramente no hay forma de adquirirlo en una tienda. Es verdad que se venden algunos “sucedáneos” mas el auténtico kéfir, así sea de leche o bien de agua, que es el que realmente tiene propiedades probióticas interesantes, requiere una preparación artesanal que no aguanta los procedimientos industriales. Para iniciar a generarlo precisamos que alguien nos regale los gránulos… ¿No es curioso y excitante? En seguida te vamos a contar de qué forma lograrlos y de qué manera realizar este estupendo probiótico con incontables beneficios para la salud.

Por qué razón kefir de agua – Tíbicos

Existen 2 géneros de kéfir, el de agua y el de leche. En verdad, hay una tercera opción, el kéfir de té o bien kombucha, mas este género tiene peculiaridades diferentes.

El kefir de agua y el kéfir de leche poseen exactamente la misma microflora, solo que los medios en los que se desarrolla son diferentes. El kéfir de leche es más popular, tal vez por el hecho de que por su textura y sabor son más similares al iogur. En cambio el kefir de agua (tibicos) ofrece más propiedades y es más simple de sostener, puesto que el mejor kéfir de leche requiere leche cruda, que es bastante complicada de localizar actualmente. En cambio el kefir de agua no tiene la complicación de las alergias o bien intolerancias y para realizarlo sencillamente necesitaremos agua sin cloro como medio.

Kéfir de agua – Gránulos de Kéfir de agua

Propiedades del kefir de agua

De forma general, el kefir de agua se aconseja cuando se padece de:

Salud gastrointestinal

Abundantes estudios sobre el efecto del kéfir en gastroenteritis, diarreas infantiles o bien procesos inflamatorios gastrointestinales, como el efectuado por el equipo del doctor J.M Schneedorf y publicado en Inflammofharmacology en dos mil cinco, aseguran que la inflamación se reduce hasta un cuarenta y cuatro por ciento merced a sus efectos probióticos. Esto es, ayuda a sostener la vegetación intestinal.

Propiedades antibióticas

Existen muchos estudios a este respecto mas uno concretamente, el efectuado en la Universidad Federal de Minas Gerais (Brasil), señalaba que las heridas inficionadas con Staphylococcus aureus se curaban ya antes con el kéfir que con un antibiótico usual.

Sistema inmunológico

Distintos estudios en Argentina y Canadá en dos mil cinco apuntan que productos de kéfir (tanto artesanales como industriales) estimulan sensiblemente el sistema inmunológico, tanto respecto al cáncer como en la lucha en frente de patógenos intracelulares.

Anticancerígeno

Como referencia, entre los los muchos estudios que existen a este respecto, el efectuado en el año dos mil por el equipo del doctor N. Furukawa, destacó meridianamente los efectos antimetástasis del kéfir en el cáncer de pulmón.

Enfermedades de la piel

El kéfir semeja ser de mucha ayuda en el caso de padecer enfermedades de la piel o bien de tipo alérgico y asma. Por poner un ejemplo, una investigación efectuado en el año dos mil en la Universidad de Hokkaido en el país nipón, verificó los efectos del kéfir en ratones alérgicos con un desenlace de un cuarenta y tres por ciento de reducción de inflamación y un sesenta y dos por ciento de reducción del edema.

De qué forma lograr los gránulos de kefir de agua

Lo más curioso y excitante del kefir de agua es que la tradición dicta que ha de ser alguien quien te regale los nódulos con los que comenzarás a fabricarlo. Asimismo se pueden lograr en herboristerías o bien tiendas de productos biológicos mas recomendamos que no pagues por ellos, pues las colonias de bacterias van medrando y existen bastantes personas que obsequian los excedentes. Lograrlos en internet es sencillísimo. Sencillamente escribe “nódulos de kefir de agua”. Seguro que no te va a costar hallarlos y en seguida hallarás a alguien que te los mande por correo.

Ya antes de realizar el kefir de agua

Recuerda que no se deben usar elementos de metal para la preparación del kéfir, en tanto que interfieren en las colonias de bacterias. Emplea siempre y en todo momento elementos y también instrumentos de vidrio, plástico o bien madera. Para su preparación necesitarás:

  1. Un tarro grande de vidrio de boca ancha
  2. Un escurridor de plástico
  3. Una cuchase de madera
  4. Un litro de agua mineral
  5. tres cucharadas soperas de azúcar de cañita integral
  6. 1 higo seco
  7. ½ limón
  8. tres cucharadas grandes de nódulos de kefir de agua

De qué manera realizar el kefir de agua

Para elaborarlo:

  • Llena el recipiente con un litro de agua.
  • Introduce todos y cada uno de los ingredientes.
  • Agita a fin de que se mezclen bien.
  • No cierres el recipiente herméticamente (en tanto que en la fermentación se generará gas) y cerciórate de que el recipiente no contiene ningún elemento de metal en el cierre.
  • Déjalo descansar a lo largo de un par de días mínimo y 3 máximo a temperatura entorno (entre 15º y 30º).

De qué manera consumir el kefir de agua

Una vez pasado el tiempo de fermentación, abre el recipiente. Para separar los gránulos de la bebida, emplea el escurridor de plástico. En la una parte de arriba del escurridor van a quedar los nódulos (que vas a poder regresar a emplear) al paso que la bebida va a caer al recipiente que uses debajo. Esta bebida puedes preservarla en ese recipiente uno o bien un par de días en la nevera para ir tomándolo en el momento en que te apetezca.

El desenlace de la fermentación es una bebida gaseosa muy conveniente para consumir singularmente en verano. Cuanto más tiempo de fermentación lo dejes (3 días) más gas va a tener. En dependencia de las personas y su gusto personal, hay quienes lo prefieren aproximadamente fermentado.

Para volver a usar los gránulos de kefir de agua

Una vez escurrida la bebida, en la parte superior del escurridor van a quedar los gránulos. Para volver a usar los gránulos de kéfir, sencillamente acláralos ligeramente con agua mineral (no del grifo pues tiene cloro y el cloro puede matar ciertas colonias de bacterias) y vuelve a introducir exactamente la misma proporción de ingredientes en el recipiente de preparación.
Para preservar los gránulos si un día no deseas hacer kéfir o bien si deseas irte de vacaciones, introdúcelos en un tanto de agua mineral muy azucarada a lo largo de unos días. Si será por un período temporal prolongado, los puedes congelar, mas el efecto terapéutico no va a ser exactamente el mismo, pues muchas colonias de bacterias van a morir.
Conforme vaya pasando el tiempo la colonia medrará, lo que nos forzará a hacer más cantidad de líquido, pues si no nos va a salir una bebida demasiado concentrada. Los excedentes los podemos obsequiar a otras personas o bien llevarlos a tiendas especializadas a fin de que se ocupen de hacer de intermediarias, puesto que es bien difícil lograr los gránulos.
Realizar kefir de agua no es demasiado complicado, mas muy frecuentemente la falta de conocimiento y la carencia de tiempo y paciencia nos pueden hacer renunciar de su preparación casera. Es verdad que se venden sucedáneos industriales, mas a fin de que el kéfir tenga un auténtico efecto terapéutico precisa una preparación artesanal, en tanto que las colonias de bacterias tan ventajosas mueren en los procesos industriales. Es verdad que realizarlo requiere su tiempo y dedicación, mas muchas son las personas que se ven favorecidas por su consumo frecuente.