Saltar al contenido

Kefir Conservacion, periodos cortos y largos

Kefir Conservacion

Si una persona va a estar ausente durante las vacaciones u otro periodo de tiempo prolongado mayor de lo normal, deberá conservar el kéfir para que a la vuelta pueda seguir disfrutando de sus propiedades. A continuación presento unos consejos para realizar la conservación del kéfir durante una ausencia.

Cuando no se quiera producir kefir durante un periodo de tiempo se puede conservar de diferentes maneras:

  • Periodo de tiempo corto (hasta 20 días):  Se deben introducir los nódulos de kéfir en agua que esté previamente hervida y enfriada de nuevo. Se pone en la nevera. Los nódulos no deben lavarse antes de introducirlos en agua para conservar así el resto de ácido láctico.
  • Periodo de tiempo largo (más de 20 días): Se enjuagan bien los nódulos con agua tibia y se dejan secar un poco sobre un papel de cocina. A continuación se introduce en el congelador. Una vez congelado puede llegar a durar la conservación durante varios meses.

Tras el descongelado puede que los nódulos tarden unos días en activarse y volver a elaborar kefir igual que antes. Su crecimiento también será menor. Debe desechar el kefir producido los 2 primeros días. Kefir conservacion.